Blogia
POR UN MUNDO DIFERENTE

REC reporteros: Amenaza de deshaucio

A finales de año, 180.000 familias españolas se habrán quedado sin casa por no poder pagar la hipoteca. 180.000 propietarios sin hogar golpeados por la crisis. Hasta hace unos meses este grave problema lo sufrían sobre todo los inmigrantes, que acaban volviendo a su país dejando la deuda al banco, pero ahora empiezan a caer muchas familias españolas sin otro sitio a donde ir. 

Hay un gigantesco drama oculto a nuestro alrededor. El 40% de los hogares españoles tiene problemas para llegar a fin de mes. Las estadísticas dicen que lo último que dejamos de pagar es la hipoteca, y muchos españoles han dejado de comprar ropa, de utilizar el coche, de comprar comida fresca para poder pagar la casa. La crisis es tan brutal que si alguien cree que con entregar la casa al banco su deuda está saldada, se equivoca.Hace 6 años, durante el boom del sector inmobiliario, miles de familias compraron casas a precio de oro gracias a los créditos que en esos momentos concedían los bancos y cajas a prácticamente todo el que lo pedía. Ahora, después del crack de la burbuja inmobiliaria y la crisis económica mundial, muchas de esas miles de familias están en paro y tienen serios problemas para hacer frente al pago de la hipoteca.Lo que no saben muchos de ellos es que si un día no pueden pagar, su piso ya no cubre la deuda que tienen con el banco porque el valor de su vivienda ha caído en picado. El Banco, seguramente, se quedará su piso en subasta por la mitad del valor de tasación. 

El resto de la deuda, más las costas del proceso judicial, más los intereses de demora, los deberá pagar el hipotecado, ya sin casa.Sabemos que entre 2008 y 2010 en España 350.000 familias perderán su casa por no pagar la hipoteca, según datos del CGPJ, pero hay un dato que nadie baraja y que escenifica el gran drama oculto que viven centenares de miles de familias en nuestro país.Hasta la fecha han caído las familias de inmigrantes, pero a partir de ahora son las clases medias españolas las que van a sufrir. Familias que hasta ahora han ido sorteando la crisis pero que, al quedarse uno de los miembros en el paro, empiezan a retrasarse en algún pago. Pero hay circunstancias mucho peores, algunas de esas familias se quedan sin el subsidio de desempleo, tienen que hacer una carencia para poder llegar y hacen lo imposible por pagar la hipoteca a costa de no poder casi comer, ni comprar ropa ni satisfacer las necesidades básicas de su familia. Ese dato, todo un drama oculto, crece proporcionalmente al aumento del paro y afectará al 37% de las familias hipotecada en España. 

En Amenaza de desahucio veremos el testimonio de tres familias que tienen problemas con el pago de la hipoteca: la primera está en esa gran bolsa del drama oculto, la segunda -formada por inmigrantes ecuatorianos- está pendiente de ser desahuciada de su piso (el banco se lo ha quedado por la mitad de precio y a ellos les ha quedado una deuda de 200 mil euros), y la tercera es la formada por una madre soltera con dos hijos que ya ha perdido su casa y vive gracias a la beneficencia.Reporteros Cuatro se acercará a los juzgados.

Los jueces explican que se podría reformar la ley para que muchas de estas familias se pudiesen declarar en quiebra, aunque el efecto que provocaría podría hacer que la justicia se colapsara más todavía al tratarse de unas 50.000 familias.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres