Blogia
POR UN MUNDO DIFERENTE

UN EJEMPLO DE NO PRECARIEDAD LABORAL: SUECIA

por Plinio el Insurrecto (julio 2002)

Como enviado especial en Suecia, voy a aprovechar para contar brevemente algunos detalles que nos diferencian en política laboral de uno de los países con los que se supone estamos equiparados.

Suecia tiene uno de los índices más bajos de desempleo del mundo (un 3.8 %). Además, la prestación por desempleo se extiende a todo desempleado y sin limitación de tiempo, si es que se da el caso de que no se encuentra un trabajo adecuado a las características del demandante de empleo. Como paradoja, resulta que un 77 % de la población está empleada, lo cual indica que el equivalente sueco al INEM (Arbetsförmedlingen) hace muy bien su trabajo. No parece que estén tan preocupados como Aznar por los que no quieren trabajar, que a buen seguro también los habrá.

Pero veamos algunos detalles que hacen que la política laboral del PP no sea solo un paso más hacia el esclavismo si no que encima sea un insulto al trabajador si nos comparamos con países de nuestro entorno económico.

Para empezar, en Suecia todas las empresas están obligadas por ley a tener un fondo o seguro económico que garantice, que en caso de que la empresa quiebre, todos los trabajadores recibirán su sueldo durante los siguientes nueve meses si la empresa no es capaz de encontrar al trabajador un nuevo empleo. Si después de estos nueve meses hay trabajadores que no han encontrado empleo, el estado se hará cargo de ellos. También los sindicatos suelen tener fondos económicos para sus luchas sindicales o para el apoyo al trabajador. Por ejemplo, el sindicato de la metalurgia tiene un fondo económico que aseguraría el 100% del sueldo a todos los trabajadores para estar 6 meses continuos en huelga. Con lo que es evidente que están en condiciones de presionar sin medias tintas a la patronal.

Esto se ha conseguido gracias a que Suecia es uno de los países del mundo más organizados en lo que se refiere a cuestiones sindicales. Seis de cada siete empleados están afiliados a alguna unión sindical. El numero de diferentes organizaciones sindicales es de los más elevados de toda Europa. Aunque estas organizaciones no pueden adoptar decisiones políticas, si que tienen una gran influencia sobre las mismas, por lo que están muy involucradas en la evolución de la sociedad. Baste como ejemplo, que los sindicatos participan activamente en los informes que llevan al gobierno a decidir hacer un referéndum para ver si Suecia se adhiere al Euro. También hacen campañas informativas y políticas sobre temas, como este de la UE, que son más económicos que laborales.

La estupenda organización sindical ha contribuido también a que la mayoría de los empleos sean fijos, a que el despido no le salga nada barato al empresario (un gran porcentaje de los costes los paga la empresa), a que las bajas por maternidad sean de 18 meses (los cuales pueden repartirse entre el padre o la madre) o a que todos los años la empresa este obligada a repartir beneficios con los trabajadores; ya sea en forma de sueldos extras o en forma de equipamientos sociales para los trabajadores (gimnasios, talleres, guarderías, etc.…). Además, existen instituciones estatales como son la Comisión de la Igualdad o la Comisión Anti Discriminación que vigilan para que se cumplan los derechos más básicos de un trabajador como son la no discriminación por sexo o raza. Aun así, ni siquiera en Suecia la igualdad entre hombres y mujeres es total, y el inmigrante no siempre esta en igualdad de condiciones que un sueco.

Otra de las claves del la buena salud del sistema laboral sueco está en que los impuestos son muy elevados. En compensación, los servicios de la sociedad (asistencia medica, escuelas, cuidados a niños, ancianos y enfermos, etc.) están muy desarrollados. Mediante el sistema fiscal se consigue una redistribución del dinero entre los que tienen los ingresos más bajos y más altos, pero además el estado recibe mucho dinero por medio de las cuotas sociales que tienen que pagar los patronos por cada uno de sus empleados.

En resumen, este sistema laboral y buena organización sindical junto con el sistema de impuestos hace que Suecia tenga uno de los mejores sistemas de protección social que la han convertido en paradigma del Estado del Bienestar. Pero no todo es tan bonito, también en Suecia la economía de mercado y el liberalismo han avanzado mucho desde los tiempos de Olof Palme. También los sindicatos están haciendo concesiones que nunca pensaron que harían, y parece que ese Estado del Bienestar tiene sus días contados.

Después de saber esto, uno se pregunta ¿Cómo es posible que a los españolitos nos sigan vendiendo la moto de que la actual política laboral y seguir bajando los impuestos son las claves para alcanzar el bienestar?.

Escrito por por Plinio el Insurrecto (julio 2002)

Publicado en Alejandría revolucionaria

http://www.nodo50.org/arevolucionaria/

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

don Gerardo de Suecia -

Plinio!

No todo se tan idílico. Hay una papa caliente que se llama la inmigración. Ninguno de los políticos se atreven a decir algo de las problemas conectadas con ella. Nuestro pesupuesto contiene agujeros negros que los políticos no quieren comentar para mantener un ilusión de normalidad.
Las fronteras están abiertas y de los grifos corren dinero para ellos que vienen. Es muy caro y aumenta la parte de la población que no tiene trabajo.
Un grupo de gente tienen jubilación antecipada, y ellos no están en las estadísticas. Durante el tiempo de los socialdemócratas en el poder era una manera de esconder la falta de trabajo - dales jubilación antecipada y no les cuenta como estén en paro.
Finalmente: Gracias por un artículo interesante!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres