Blogia
POR UN MUNDO DIFERENTE

Alimentos ecológicos para todos: sí es posible

Hace tiempo que los expertos del mundo entero se cuestionan si se podría alimentar a la población mediante cultivos exclusivamente ecológicos. La asociación alemana de productores ecológicos Bioland ha publicado un estudio que demuestra que se podría llevar a cabo una conversión absoluta del país, pero que esta requeriría la colaboración de todos los ciudadanos.

Para poder producir la misma cantidad de alimentos que sus equivalentes convencionales, los cultivos ecológicos requieren mucha más superficie. Debido a que no utilizan abonos ni pesticidas químicos, para lograr la misma rentabilidad los cultivos ecológicos requieren una media de un 69% más de superficie de cultivo. Así lo afirma el estudio llevado a cabo por el “Instituto de Estudios Económicos en la Ecología” (IÖW), según el cual, debido a la gran densidad de población de Alemania, no es posible llevar a cabo una conversión absoluta a la agricultura ecológica.

Sin embargo, la asociación Bioland no opina lo mismo: el motivo de que se requiera tanta superficie es la gran cantidad de carne que se consume en Alemania. Para producir una caloría de carne se necesitan, según el tipo de animal y la forma de producción, de tres a 15 calorías de trigo o soja en alimento para el ganado. El 60% de la superficie agraria se dedica actualmente a la producción de alimento para el ganado. Según Bioland, si los alemanes redujeran su consumo de carne en un cuarto, se liberarían 2,1 millones de hectáreas de superficie agrícola, que podría utilizarse para el cultivo ecológico. Si la población alemana redujera su consumo de carne a la mitad, lo cual mejoraría la salud, según advierte la Asociación Alemana de Estudios sobre Nutricionales (Deutsche Gesellschaft für Ernährung e. V.), se liberarían más de cuatro millones de hectáreas, más que suficiente para hacer de Alemania un país de cultivo ecológico.

Ya que es poco probable que los alemanes modifiquen sus hábitos alimenticios de forma tan radical a corto plazo, la organización Bioland ofrece otras alternativas: si se destinara menor superficie de cultivo a la producción de agrocombustibles, podrían liberarse 1,77 millones de hectáreas. Si los consumidores optimizaran sus compras y redujeran a la mitad sus desechos alimentarios, el cultivo ecológico podría contar con otras 1,7 millones de hectáreas. Otras 900.000 podrían liberarse, según Bioland, si Alemania eliminara sus excedentes de exportación de leche y carne.

La conversión completa a la agricultura ecológica contaría, además, con un efecto secundario muy beneficioso: los gases de efecto invernadero que provoca la agricultura quedarían reducidos un 30%. Los agricultores son los causantes del 13% a 16% del total de las emisiones del país.

Extracto del artículo del diario alemán Badische Zeitung “Wie Deutschland Ökoland werden kann”.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres